¿Tiene importancia la línea de tendencia?

Share Button

Introducía el concepto de directriz alcista en mi anterior post, con el escepticismo habitual. Lo que intento casi siempre es que pueda darse cuenta de que la mayoría de la convicción técnica que hemos generado se basa en un tremendo acto de fe, en unos gráficos convenientemente escogidos en los que se ve lo que uno quiere “demostrar”… Si no fuera porque vivo de ello, diría que es puro humo. No es en nada extraño que el análisis técnico genere susceptibilidad. Tenga muy claro que como en un puzzle que usted pueda encajar razonablemente bien, de poco le van a servir las partes. Es realmente un arte, con todo lo que eso significa…

Puede comprobarse en el ejemplo que acompaña a este breve post la aparente gran utilidad de la directriz alcista, y como una vez rota a la baja los precios no tardan en cambiar de dirección. Podría suponerse, asumiendo que este comportamiento fuera generalizable, que la pérdida de una directriz alcista es un método eficaz para la gestión de una posición alcista y que, cuestión de fractalidad, la ruptura al alza de una directriz bajista por parte del precio debe suponer una señal de compra; y viceversa. Lamentablemente no es tan sencillo. y para demostrarlo no hace falta esperar mucho tiempo. En el siguiente proceso de recuperación se rompen diferentes directrices alcistas y los precios siguen escalando sin el menor problema…

directriz1

Puede apreciarse que en el segundo caso se producen varias ruptura de línea de tendencia pero no cambio en la secuencia de despliegue de máximos y mínimos relevantes, que sigue siendo creciente. De hecho, el argumento operativo que surge de asociar directriz y primer soporte (o resistencia) relevante es también discutible. Lo que realmente importa en un cambio de tendencia de alcista a bajista, por ejemplo, no es que perdamos directriz y soporte, o no sólo eso, sino que en realidad se ha producido un cambio en la secuencia del comportamiento de la tendencia; que es algo que puede venir hecho o producirse incluso después.

Si se quiere, es mucho más simple: tenemos un cambio de tendencia cuando se pasa de mínimos y máximos crecientes (alcista) a máximos y mínimos decrecientes (bajista). Pero tramo por tramo. Los precios pueden romper una secuencia de mínimos y máximos crecientes en el corto plazo y mantener la estructura alcista en una onda de orden superior. Todos los cambios de tendencia en procesos amplios empezaron siendo pequeñas tendencias bajistas que podían calificarse como simples correcciones en su origen. Puede verlo en el gráfico de la derecha…  linea2

Cualquiera podrá comprobar que existen múltiples directrices posibles, pocas veces realmente claras…, ni siquiera encontrará directrices eficaces en la mayoría de las estructuras alcistas y bajistas. Sin embargo, lo que siempre encontrará, serán mínimos y máximos crecientes o decrecientes: tendencias. Es ahí donde hay que poner el énfasis, en lo que es general, y no en elementos que pueden ser bonitos y tener cierto interés pero que están muy lejos de ser auténticas herramientas de trading/inversión por sí mismas.

 

¿Es importante entonces la línea de tendencia?

Pues por lo general no lo es. Siendo sincero con usted, todo lo que podemos afirmar sobre una ruptura de directriz es que plantea una aparente pérdida de momento, una deceleración del proceso de alzas o de las correcciones en curso. En el próximo post, sin embargo, intentaré plantear algunos usos que podemos darle a la misma…