Seguimos con el desarrollo de la pauta doble `top´

Share Button

Planteaba el patrón de tipo doble techo hace unos días, como siempre con la pretensión de que no se pierda de vista la conexión que se “esconde” detrás de cada formación: la tendencia. Veamos paso a paso qué es lo que sucede para la formación y confirmación de un doble techo.

to1

FASE 1

Al principio tenemos un movimiento más o menos claro de alzas en los precios, aunque no sin tentaciones bajistas.

FASE 2

Pero llega un momento en el que el despliegue de nuevos mínimos y máximos crecientes parece dejar de ser productivo, y el mercado se lateraliza al menos en el más corto plazo. ¡Ya tenemos un doble techo! Pues no, aún no, lo que tienes es un movimiento lateral que bien pudiera acabar siendo un simple movimiento de tipo doble suelo en continuidad alcista, así que ándate con ojo…

¡Pero si ha caído la directriz alcista! Ya, ¿y qué quieres decirme con eso compañero?…

Tras el alza se ha asistido a una fase lateral que en ocasiones resultará de distribución, al menos en relación a la última fase de la tendencia en curso, en la que mínimos y máximos dejan de tener una clara inercia vendedora. No tenemos el final de la tendencia, sino en realidad sólo un ajuste de la misma en lateral. 

FASE 3

Entienda que lo que importa no es el dibujo sino lo que éste plantea: los mínimos ya no crecen, se han formado una resistencia y un soporte que resultan muy evidentes y que ponen límites al movimiento del mercado, que ha abierto un debate en torno a la dirección de los precios. Alcistas y bajistas intentan medrar sin éxito, tal que se ha formado una zona que permite delimitar los elementos que darían por confirmado un cambio de tendencia en el caso de ruptura de mínimos crecientes. Un patrón no es una aparición mariana.

En el gráfico, el Nasdaq100 ya ha planteado un punto de confirmación del patrón, al que deberá asignarse el filtro técnico que se prefiera -hablaremos de ello-. A posteriori descubriremos que la tendencia ya es bajista. Bueno, sí, ya sé que muchos lo saben antes. Ellos y sus súper poderes… Para los mortales, sin embargo, no hay patrón sin confirmación. Con la confirmación, tendremos un doble techo.

La confirmación final de cualquier pauta y, por tanto, del cambio de tendencia de a bajista se produce con la rotura de un mínimo previo que resulta relevante para la tendencia compradora que presuponemos que podría estar dándose la vuelta. Es con su ruptura cuando se puede hablar de figura de vuelta en doble top. Recuerde, su vecino bloguero tiene divinos dones, pero nosotros no.

 

El `Pull-back´

En ocasiones, tras el movimiento que ha llevado a los precios a conseguir la confirmación alcista de la pauta, los precios vuelven a la antigua zona de resistencia clave, ahora soporte –principio de polaridad-. En ocasiones como esta no es así… Salvo cuando ya no es útil, claro. Porque como uede verse este doble top sólo provocó un giro en la tendencia de corto plazo, frenando el mercado en la zona de mínimo previo de orden superior desde donde se ha vuelto al alza y ensaya otro posible patrón de vuelta o continuidad.

 

El doble suelo en continuidad alcista

to2

Cualquier formación técnica se encuentra siempre en los dos lados de la tendencia para cumplir con el principio de fractalidad -la pauta de espejo es el doble techo-, pero además puede funcionar como figura de continuidad. No olvidemos que no estamos ante algo mágico, sino que sencillamente hablamos de momentos de equilibrio, de reflexión, y por tanto de condiciones abiertas que pueden resolverse tanto a favor de la oferta -por el lado bajista-, como de la demanda -por el comprador-.

En el gráfico que acompaña este post pueden verse diferentes intentos de vuelta de tipo doble techo (t1t2?) que nunca se confirmaron como tales sino como formaciones de continuidad en doble suelo. Evidentemente podríamos encontrar lo contrario…

La figura de tipo doble techo es una victoria de la demanda tras un tiempo en que la oferta campó a sus anchas en el mercado, mientras que la formación de tipo doble techo (t1t2) en continuidad bajista es una pauta chartista en la que los vendedores se imponen tras un momento de reflexión que ajusta más bien en tiempo una tendencia alcista previa. El mercado cuestiona la inercia dominante, pero finalmente los precios rompen a la baja el debate que se establece mediante un repunte visible en el que la situación de fondo no se altera.