¿Por qué diablos debo usar charts total return?

Share Button

Dicen que soy muy pelma con la cuestión de los gráficos ajustados/total return y con los gráficos semilogarítmicos, aunque con esto último la batalla parece bien encaminada desde hace tiempo a nivel colectivo. Tras casi 100 años de chartismo, aún son mayoría los gráficos que, siendo útiles, no son los más útiles. Y eso no me parece lo mejor cuando de dinero hablamos.

Permitidme sin embargo que, antes de meterme en harina, centre el tiro. Y para ello debo empezar por definir análisis técnico como la disciplina que se dedica al estudio del mercado desde la acción del mercado. Con los charts pretendemos medir la relación de las fuerzas que en el mercado concurren, y que no son otras que la oferta y la demanda. Lo hacemos con el propósito de predecir los movimientos futuros -aventurado e incluso erróneo, tal y como podremos discutir en otro momento-, pero también con el afán de reaccionar a los acontecimientos y adaptar una estrategia patrimonial a nuestra percepción de la realidad.

El análisis técnico, por tanto, pretende acercarse -dejadme insistir en la palabra- a lo que piensa el mercado sobre un activo o sobre sí mismo. ¿Y cuál es la cuestión central a través de la cual se articula todo ello? El manejo de expectativas. Quedaos con este par de palabras: acercamiento y, sobre todo, expectativas.

Ningún inversor racional pagará lo mismo que en el día anterior por una compañía que ha tenido una salida de caja, ni por una que empieza repartirá su beneficio entre más acciones. El valor de la compañía ha disminuido en el primer caso, y se ha diluido en el segundo. Por tanto, cada vez que una compañía cotizada conceda a sus accionistas un dividendo o realice una ampliación, los precios de la misma en el mercado se adaptarán dejando un hueco en el día en que estas cuestiones se lleven a cabo.

¿Por qué un gráfico ajustado por dividendo y ampliación o un índice total return es más poderoso para lo que intentamos lograr que los que no ajustan en el siempre frustrante intento de acercarnos a las expectativas?

Una ampliación y un dividendo son meros hechos contables, pero van a afectar a los gráficos. ¿Pero ha alterado lo sucedido a las expectativas que los inversores tienen de esas compañías? ¿Deben entonces los gráficos verse alterados? Esto de ajustar los charts es algo que, curiosamente, parece entenderse estupendamente con un split. Si no hiciéramos un ajuste, el chart tendría un fuerte hueco cada vez que se produce uno. Pero nunca se producen porque los ajustamos. Ajustamos una cuestión como esa porque no se ha alterado en nada lo que el mercado piensa de los valores o de los índices en los que se producen.

Ampliaciones, splits y dividendos son cuestiones perfectamente conocidas mucho antes de que se produzcan. No es lo mismo dejar un hueco porque se suspende el dividendo o porque se multiplica por tres -circunstancias que alteran expectativas-, que desplegarlo porque se hagan realidad esas cuestiones. Lo primero genera un hueco derivado de una acción del mercado ligada a las expectativas. Lo segundo es un mero hecho contable. Por tanto, si lo que queremos es acercarnos a las expectativas, deberemos corregirlo.

Si toleramos que nuestro gráfico se llene de huecos que no alteran las expectativas, nuestro gráfico será cualquier cosa menos algo que esté lo más cercano posible a las mismas. Si no ajustamos los charts, tendremos en éstos muchas de las cuestiones que pretendemos que reflejan; pero también otras que son meros hechos contables. ¿Puede tener eso algún sentido? Parece claro que la respuesta es NO. Pero no todos están de acuerdo. ¿A qué se debe?

Un inversor que merezca la pena ser considerado en el maremágnum de órdenes que es el mercado puede tomar una posición en un título porque paga un buen dividendo, pero ni uno solo que merezca ese calificativo tomará posiciones el día antes de que se abone un cupón con el único fin de cobrarlo al día siguiente; pues lo único que conseguirá con ello es pagar impuestos con alegría y ver cómo en su cartera reaparece una parte de lo invertido el día antes en forma de liquidez (y que deberá ser reinvertido).

 

¿Qué es un gráfico ajustado por dividendo y ampliación?

 

Este tipo de gráfico ajusta el pasado, detrae de la serie todo aquello que ha salido de la caja de la compañía en forma de dividendo y el efecto dilutivo de toda ampliación. No es ni más ni menos que lo que se hace con un Split. Parece que la gente entiende bien que no tiene sentido que un valor abra con un hueco del 50% sólo porque se ha considerado que es bueno dar al inversor dos acciones por cada una que se poseía. Dos veces cinco, es lo mismo que una vez diez. Sería ridículo usar un chart con un boquete del 50%. ¿Se imagina dónde se va el RSI en caso de que un título baje un 50%? ¿Tiene algún sentido que esto suceda? Ninguno. Y por eso se corrige y todos lo entendemos cuando a los splits se refiere.

¿Pero qué pasa si durante diez años un valor da, dos veces al año, un dividendo del 2´5%? Fácil, que se han producido veinte huecos del 2,5% en ese período, que no es otra cosa que una alteración cercana a ese 50%. A más tiempo transcurra, más y más se distorsionará el gráfico por el efecto de un mero hecho contable que en nada altera a las expectativas. Y sin embargo, eso no se ajusta en muchísimas ocasiones. En España, no lo hace ni uno solo de los programas que sirven las instituciones financieras a sus clientes. Tenemos, sin embargo, la inmensa suerte de contar con una aplicación gratuita a fin de día como VisualChartV que tiene una opción para realizarlo con todas las series que sirve -en los valores españoles lo hace por defecto-. Si tomais un terminal Reuters o Bloomberg, esos que utilizamos los profesionales del dinero a lo largo y ancho del planeta, no va a ser así. Si usáis Bloomberg/Facset, menos mal, podrá realizar el ajuste e incluso configurar vuestra pantalla para que así se desplieguen por defecto sus gráficos. Pero si usais un terminal Reuters, ojo al dato, ni siquiera tendréis esa opción. Espeluznante…

Os invito a que dediquéis unos minutos al siguiente vídeo, grabado hace algunos meses pero que para el caso me sirve exactamente igual, que para estas cosas del chartismo una imagen ayuda mucho a que cobren sentido mil palabras, a fin de que comprendáis el efecto analítico de esta distorsión.

 

Y para entender la cuestión total return, que he utilizado en el título para llamar vuestra atención, os remito a un par de posts dedicados al autocumplimiento y a Barrio Sésamo. ¡No os van a dejar indiferentes!