Debes conocerte a ti mismo…

Share Button

¿Sabemos que es lo que pretendemos como inversores? ¿Realmente tenemos claro qué tipo de especuladores somos? Probablemente está usted convencido de que sí, que eso al menos lo tiene claro. No esté tan seguro. Es ahí donde empezamos a fallar como inversores/especuladores, donde el trading empieza a torcerse. Nadie puede decirnos exactamente qué tipo de inversores somos sino que es algo que debe descubrirse, para lo que normalmente hace falta tiempo y mucha experiencia; lo que en la mayoría de casos -puede considerarme en ese grupo- implica haber soportado pérdidas suficientes como para replantear las cosas. Muchas, incluso si esto está hecho para usted. Y lo más probable es que no esté hecho para usted pues no está hecho para nadie. Especular es una actividad altamente reconfortante, para muchos muy adictiva, un reto que nos somete a una constante lucha contra el peor enemigo que podamos tener: nosotros mismos. Para conocerse necesitara al menos 10.000 horas, porque esta es una profesión es un arte (me cuentan que también todas las demás).

La mayoría de las personas que conozco no controlan suficientemente bien sus emociones, no son coherentes ni decididas. Y todas esas son cosas son necesarias para operar con éxito. Y digo para operar con éxito, que es mucho más difícil que analizar. Cuando un inversor se pasa años ganando en bolsa pero en un año de caída pierde hasta quedarse atrapado, simplemente encuentra aquello en que andaba de un modo u otro. La bolsa no perdona. La bolsa te engaña concediéndote victorias que no mereces, excitando tu mente como la de aquella lechera a la que se le rompió el cántaro antes de vender la leche. Por ello a largo plazo sólo consigue ganar dinero como inversor activos una minoría. Los demás, jugaron a algo de lo que nadie sabe y creyeron conocerse a sí mismos.

delfos