¿Cómo debo operar un doble suelo?

Share Button

Ya he dejado claro en el trato a pautas anteriores que con los gráficos estamos mucho más desnudos de lo que creemos cuando nos acercamos al mercado, que la fiabilidad nos es mucho más ajena de lo que queremos creer no acaba de entrarnos en la cabeza. Debemos aceptar nuestra pequeña humanidad.

En mi opinión, el mejor modo de aumentar tu grado de acierto es operar sólo en favor de la tendencia dominante. Eso aumentará la fiabilidad. Un poco al menos, ese poco que puede ser la diferencia entre ganar dinero o perderlo a largo plazo. Ten presente por tanto para empezar que en renta variable la tendencia dominante a muy largo plazo SIEMPRE es alcista en los índices. Las pautas, no sólo tienen de partida ecuaciones riesgo/beneficio menos sugerentes por el lado bajista como te he explicado en XXX, sino que también fallan más si de índices de renta variable hablamos. Aumentará tu fiabilidad si trabajas en la dirección en la que estén operando el mercado en general y el sector en particular cuando uses títulos.

¿Cómo operar en base a la pauta de tipo doble suelo?

REPSOLCHART

Repsol y su reciente vuelta en doble suelo (s1s2) o doble mínimo. Primero, su tendencia bajista previa. Luego un movimiento/tendencia lateral de envergadura proporcional, luego superación de directriz bajista y resistencia clave para confirmación y… ¡Un volumen decreciente! ¿No habíamos quedado que esto tenía que ser de otro modo? Pues no, usted y yo no habíamos quedado en eso.

 ¿Cómo debiera operarse algo así?

-Si eres bajista…

Con una secuencia de mínimos y máximos crecientes que tipificamos como doble suelo, no cabe otra cosa que cerrar cortos y considerar un cambio de sesgo de trading, de bajista a alcista, con la ruptura de la línea de cuello situada en los 9,44 euros.

-Si eres alcista…

Con la superación de los 9.44, momento en que se confirma la formación técnica y cae la primera gran resistencia horizontal después de hacerlo la directriz bajista, tomando posiciones largas o poniendo al valor en radar para compra en pull-back.

 

¿Con que objetivo mínimo teórico?

Con el que marca la distancia que existe en escala semilogarítmica -ya he mostrado que la aritmética infravalora el potencial mínimo teórico- desde la citada clavicular de la formación confirmada hasta el punto más bajo de la misma. Ese será el objetivo mínimo teórico, situado en nuestro caso en las inmediaciones de los 11,5 euros, pero hay que partir de la convicción de que los precios pueden ir mucho más allá y de la voluntad de acompañarlos si se quiere hacer trading en tendencia -algo frecuentemente insatisfactorio porque a tu cerebro no le gusta perder ni a las chapas y, como puedes ver, hay que aguantar correcciones y fuertes no sólo para logarlo sino, sobre todo, para superarlo ampliamente-. De otro modo, las ecuaciones riesgo/beneficio -la relación stop/objetivo mínimo teórico- no son especialmente atractivas casi nunca de cara a un sistema de esperanza matemática positiva cuando quieres hacer trading en tendencia; pues tener la probabilidad a tu favor es acertar más de un 50 por ciento de las veces. ¿Esperabas mucho más? Claro, por eso yo te estoy escribiendo desde mi isla…

 

¿Con que stop loss?

Como siempre, varias posibilidades y una estupidez..

Primero la estupidez: Stop bajo de la zona de confirmación.

Este tipo de protecciones de la posición son una de las costumbres más extendidas y lamentables que hay. Y es sin duda el motivo fundamental por el que a tantos inversores les “saltan” sus stops.   Por encima o por debajo de la zona de confirmación, una vez superada ésta, los precios son alcistas si atendemos a la definición de tendencia: los mínimos y los máximos relevantes crecen pese a la recaída. Tu papel es decidir si detrás de una posición tomada en base a una figura técnica se encuentra la idea de la tendencia o una especie de “fe” en ciertas formas gráficas. Es lo segundo lo que estás haciendo con este tipo de stop casi tan tontos como el de proteger la posición en caso de pérdida de “x” por ciento. ¿Y por qué no “z”? ¿O “n”?. No hay forma más tonta de tentar el azar cuando nuestro trabajo es combatirlo.

Vincular un stop loss al antiguo nivel de confirmación sería como admitir que las formaciones técnicas tienen “poderes”. Estando lejos de esa convicción esotérica, no hay más nivel que el que marque los precios en su relación con la tendencia para fijar stops, Comprendo que ponerlo más abajo es asumir una pérdida dolorosa, pero es lo que hay. Si quiere stops más pequeños debe trabajar tendencias de orden inferior -bienvenido al trabajo intradiario, donde le deseo mucha suerte aunque las técnicas sean las mismas- y/o con menor potencial técnico a priori. Lo siento.

Segunda posibilidad: stop de pérdidas agresivo: bajo el asa de la formación si hablamos de un doble suelo con asa, que es una variación que aquí podemos apreciar en la que antes de la ruptura ya se producen mínimos crecientes (es como un cabeza y hombros invertido al que le falta el primer homro). Caer bajo ese nivel supone romper algo más que una tendencia de muy corto plazo, es dejarse el proceso de acumulación final en el proceso de vuelta y plantea nítidamente la posibilidad de que los precios estén en un lateral aún y puedan volver a la zona de mínimo previo y auténtico stop o stop direccional para desplegar algo más amplio.

Tercera y última posibilidad: stop de pérdidas conservador o tendencial, por debajo del mínimo de la formación chartista. Si, éste es el auténtico nivel de stop que exige el patrón. Pero a veces resulta muy desaconsejable asumirlo en términos de riesgo monetario, porque con tres o cuatro fallos gordos podemos caer en fase de apalancamiento asimétrico radical.

Pasar a la macroonda sin ser expulsado requiere pulmón financiero -y a veces estómago-. En este caso a mí me echaron “injustamente” con la pérdida del 10,5 euros, nivel bajo el que situé mi stop profit. Si te expulsan, busca otra tendencia o el momento de subirte de nuevo al tren cuando tengas definido un nuevo stop que puedas aceptar monetariamente hablando. En cualquier caso, no olvides que en esta fase -la que determina a los grandes ganadores de los demás- ya eres tú el que fija el modo de actuar en función de tu nivel de plasticidad y de tu aversión al riesgo. Y por supuesto, trabaja siempre bien diversificado: concentrar más de un 3/4 por ciento en un valor concreto no es recomendable cuando sólo usas técnico. Con él no te vas a hacer rico, te vas a ir capitalizando asumiendo un riesgo más controlado que el que debes asumir para hacer mucho más dinero por otros caminos.